Logo
Home Servicios Documentos Links Contacto Quienes Somos

Bienvenidos al Portal Web
Internacional de la Fundación
Vida Saludable


Desarrollo de programas de vigilancia y control epidemiológico en enfermedades crónicas prevalentes

Estrategias de salud cardiovascular, cerebral, renal y endocrinometabólica
 

Documentos de Referencia
Renal Health Models in Latin America
Development of National Programs of Renal Health

Herramientas
El Portal inició sus servicios el 12/08/2006

Día Mundial del Riñón
8 de Marzo de 2012

Dia Mundial del Riñón 2012

 

De Interés General

¿Sabe Usted?


Que las enfermedades de los riñones, incluso las  causadas por la diabetes y la presión alta, hoy pueden prevenirse y/o curarse cuando se tratan a tiempo

 


Que un simple análisis de orina le dirá a su médico muchas cosas sobre su salud.

 


Que la diabetes, la presión alta, el colesterol elevado, los malos hábitos alimentarios,  las adicciones y el sedentarismo  enferman a las arterias y pueden hacer que sus órganos vitales se enfermen.

 


Que cada día es mayor el número de personas que necesita ser tratado con riñón artificial o con trasplante.

 


Que hay condiciones que predisponen para que su corazón, sus arterias y sus riñones se enfermen:

  • Presión Alta
  • Consumo de tabaco
  • Obesidad
  • Inactividad física
  • Colesterol elevado
  • Diabetes
  • Edad mayor  de 55 años en varones y de 65 en mujeres
  • Historia familiar de enfermedad cardiaca, de las arterias y de enfermedad renal

¿Qué beneficio obtendrá si cuida a sus riñones?

 Se mantendrá saludable, pues sus riñones lo ayudan a:

  • Mantener en equilibrio los líquidos del organismo.
  • Regular los minerales importantes tales como sodio, potasio, fósforo y calcio.
  • Eliminar las sustancias innecesarias para su organismo.
  • Eliminar las toxinas de su cuerpo.
  • Producir hormonas que:
    – Controlan su presión arterial
    – Hacen producir sus glóbulos rojos
    – Mantienen sus huesos saludables

¿Qué es la insuficiencia renal crónica?

La insuficiencia renal crónica es un grave problema de salud pública mundial.

Es un padecimiento insidioso y habitualmente lento y por ello suele pasar desapercibido, hasta que ya la enfermedad esta muy instalada y con grave deterioro de la función de los riñones.

Es la causante; muchas veces sin que se descubra este padecimiento, de enfermedades cardiovasculares que pueden llevar a la muerte prematura.

Existe una expresión metafórica, que enfatiza esta asociación: “El riñón es el centinela del corazón”.

Su vinculación con las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y sobre todo con la diabetes, enfermedad que está en creciente aumento en el mundo, en Latinoamérica y en Argentina, hacen de esta asociación; que incluye a la Obesidad,  un enemigo común de toda la sociedad, siendo necesario que las personas intensifiquen su autocuidado y se constituyan en verdaderos paladines para contribuir a controlar sus severos efectos sobre la salud humana.

Actualmente se estima que hay más de 1.500.000 personas en el mundo, que están en diálisis o necesitaron un trasplante.

Datos muy recientes del INCUCAI, muestran que en Argentina hay 24.780 pacientes en diálisis.

Pero esa cantidad es solo una pequeña muestra de la gran cantidad de personas que padecen algún grado de alteración en sus riñones, ya sea una mínima perdida de proteínas por la orina, hasta una severa alteración de su función.

Lo grave de toda esta situación, es que a medida que la enfermedad progrese (habitualmente en forma silenciosa y a través de muchos años), estas personas sufrirán enfermedades cardiovasculares, que pueden incluso llevarlas a una muerte prematura.

Ante esta situación:

.- ¿Existen posibilidades ciertas de establecer mecanismos sencillos de control de estos padecimientos?
.- ¿La enfermedad renal y por ende la enfermedad cardiovascular asociada, puede ser prevenida?
La respuesta a ambas preguntas es SI.

.- ¿Requiere de costosos y molestos análisis, para llegar a un diagnóstico precoz?
La respuesta es NO.  Son sencillos y económicos..

.- ¿Deberíamos incorporar el conocimiento de nuestros valores de creatinina en sangre, con la misma fuerza con que nos preocupamos por los valores de nuestro Colesterol?
La respuesta es SI. 


 

 

 

 
Powered by D.Martos y Asociados
Desarrollos Informáticos